CUIDADO CON EL PERRO

En la sala de un consultorio veterinario se encuentran dos perros.
Uno de ellos, un hermoso pastor alemán y el otro un doberman igualmente
grande y bello.
El pastor le pregunta al doberman:
– ¿Por qué estás aquí ? – a lo que el otro le contesta:
– Bueno, a mí me van a sacrificar…
– ¡Coño!, ¿Y por qué?
– Bueno, el caso es que le mordí la manito a la bebita de mi dueño.

– Oye, eso no es motivo, ¿no te pueden perdonar?

– Lo que pasa es que la bebita tiene tres meses y casi le arranqué la
mano….
– ¡Dios mío!, ¿Y por qué hiciste eso?
– No sé, me provocó… Pero dime, ¿Y por qué estás tú aquí?

– Bueno, lo mío fue también cosa de provocación. Me estaba bañando con mi
dueño, él se agachó para recoger el jabón y no me aguanté, me le fuí por
detrás, lo sujeté con mis patas y me lo cogí…
– ¡Coño, panita, segurito que a tí también te van a sacrificar…!

– No panita, a mí me trajeron para cortarme las uñas…

Leave a comment

No comments yet.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

  • QR Code: po5i

    qrcode
  • Twitter Updates

  • RSS Youtube favorites

    • An error has occurred; the feed is probably down. Try again later.
  • RSS last.fm (recent)

    • An error has occurred; the feed is probably down. Try again later.
  • Visitantes

  • Bitácora

  • del.icio.us